¿Reemplazará la impresión 3D a la fabricación tradicional?

Gerardo Lozada | 9 octubre, 2020

La impresión 3D, también conocida como fabricación aditiva, es un proceso de impresión que construye objetos tridimensionales. El proceso consiste en agregar material capa por capa respetando un diseño basado en computadora. Uno de los muchos proyectos de igus® es el desarrollo en la industria de la impresión 3D con una idea alternativa, utilizando filamentos tribopoliméricos de alto rendimiento. La impresión 3D ha revolucionado la forma en que producimos, con la NASA probando la creación de alimentos para limitar el desperdicio de los astronautas. Muchas otras industrias también han invertido en esto, como los diseñadores de moda que prueban la creación de nuevas prendas y zapatos.

Por el contrario, la fabricación tradicional es la producción de productos utilizando mano de obra y máquinas, generalmente para la producción en masa. El término «tradicional» es apropiado aquí debido a que la fabricación se remonta a finales del siglo XVIII. La fabricación tradicional se utiliza para todo lo que compramos, desde alimentos hasta nuestros bolígrafos de oficina. Todos los productos manufacturados se someten a procesos específicos; estrategia, desarrollo, diseño, pruebas, producción y muchos más.

Fabricación aditiva frente a fabricación tradicional

Tiempo y costos.

Si bien la impresión 3D implica un gran costo inicial, en general reduce la cantidad de tiempo que lleva pasar de la consulta original al producto final. Al reducir el tiempo, por supuesto, estamos reduciendo los costos, si está dispuesto a pagar la tarifa inicial. Además, esto es para un producto singular, el costo y el tiempo se incrementan para productos grandes y producción en masa. En el caso de la fabricación tradicional, le permite comenzar con poco y crecer lentamente sin una gran inversión, incluso si es a un ritmo más lento.

Errores y demanda

Debido a que el proceso de diseño está en línea, la impresión 3D puede reducir la cantidad de errores al cambiar el diseño a pedido. El aspecto de personalización de la impresión 3D supera a la fabricación tradicional, que se basa en la producción de productos duplicados. Si existe algún error dentro de la fabricación tradicional una vez que el producto está en producción, esto puede generar grandes costos, tiempo y específicamente desperdicio.

Prevención de residuos

La impresión 3D es extremadamente sostenible debido a su prevención de residuos. Los únicos materiales utilizados para la impresión 3D son los que se extruyen a través de la impresora. Independientemente de esto, ahora hay impresoras 3D en la industria que utilizan materiales reciclados que se convierten en productos. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, la fabricación tradicional puede acumular una enorme cantidad de desperdicio de principio a fin debido a aspectos como; transporte y mano de obra.

Producción en masa

La industria de la impresión 3D tiene actualmente una debilidad principal de producción en masa. Si bien los límites son infinitos con la impresión 3D, se restringe a la creación de prototipos y productos que solo requieren un tiempo de ejecución corto. Por lo tanto, los fabricantes continúan recurriendo a la fabricación tradicional al invertir en producciones a gran escala.

Comment on this article

Please write a comment.

Your comment will be moderated by an admin before activation.